Fisioterapia Neurológica en LinkedinFisioterapia Neurológica en TwitterFisioterapia Neurológica en Facebook

 

"Servicio de Fisioterapia Especializada a Domicilio"

Terapia por Restricción del Lado Sano

Intentando reactivar el miembro superior afecto

La terapia de restricción del lado sano como técnica de rehabilitación del miembro superior tras el daño cerebral supone un recurso terapeútico importante debido a los buenos resultados a nivel de evidencia científica que se están obteniendo.

Para poder llevar a cabo esta terapia es necesario que el miembro superior afecto no se encuentre totalmente paralizado (pléjico), sino que tenga la capacidad de realizar extensión activa de muñeca y dedos entre 20-10º (según los autores), no poseer alteraciones sensoriales ni cognitivas, además de poder andar de manera independiente sin ayudas técnicas.

El objetivo es resolver el problema del “no uso aprendido” en los pacientes con daño cerebral: el paciente encuentra dificultad para mover su extremidad, y ante la repetida sensación de frustración, decide dejar de intentarlo. Esto progresivamente lleva a un abandono de ese miembro y a una constante compensación con el contralateral, desaprovechando el potencial de mejoría del primero. Se trata de una pescadilla que se muerde la cola: cuanto menos se use el miembro afecto, menos se ejercita y su representación a nivel de la corteza cerebral también irá en detrimento.

En la rehabilitación física tras el ictus es importante conocer los recursos terapéuticos avalados por la evidencia científica más actual

Esta terapia  implica:

  • Uso repetitivo e intensivo del miembro superior afecto, realizando un tratamiento intensivo durante 2-3 semanas en las cuales se restringe el uso del brazo sano. El entrenamiento dura entre 4 y 6 horas al día durante las cuales se lleva a cabo una serie de tareas funcionales, significativas para el paciente, adecuadas a su capacidad motor y de ligera dificultad de manera que suponga un pequeño reto.
  • Práctica de actividades de la vida diaria (alimentación, aseo, vstido…) manteniendo la restricción del brazo sano.
  • Potenciar el uso del brazo afecto manteniendo la restricción del sano durante el 90% de las horas en las que se esté despierto.

Por todo ello, este tipo de tratamiento precisa de que el terapeuta adiestre y eduque a la familia y/o cuidadores, marcándoles claramente las pautas necesarias para que puedan llevarla a cabo con el paciente, teniendo claro que no consiste sólo en “no dejar usar lado bueno”. En fisioterapianeurologica.es creemos que el fisioterapeuta forma un equipo con la familia, de ahí que siempre intentemos enseñarles herramientas para colaborar en la rehabilitación del usuario.

Si continúa usando esta web, acepta el uso de cookies. más información

La configuración de esta web permite el uso de cookies para ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando esta página web sin cambiar la configuración de las cookies o hace clic en "Aceptar" está consintiendo el uso de las cookies.

Cerrar