Fisioterapia Neurológica en LinkedinFisioterapia Neurológica en TwitterFisioterapia Neurológica en Facebook

 

"Servicio de Fisioterapia Especializada a Domicilio"

Tratamiento para pacientes con Esclerosis Múltiple

Tratamiento de fisioterapia a domicilio para pacientes con esclerosis múltiple. Rehabilitación neurológica a domicilio en Madrid.
La esclerosis múltiple es una enfermedad del sistema nervioso central que afecta al cerebro, tronco del encéfalo y a la médula espinal. La mielina, la sustancia que recubre las fibras nerviosas, resulta dañada y entonces la habilidad de los nervios para conducir las órdenes del cerebro se ve interrumpida.

Presenta una mayor incidencia en mujeres hasta los 40 años; a partir de esa edad, es más frecuente en hombres. En el 70% de los casos el primer brote se suele producir entre los 20 y los 40 años, el 20 % desarrolla la enfermedad después de los 40 años y solo en el 10% se presenta a partir de los 50 años. La esclerosis Múltiple es que se da más en climas templados en oposición a los tropicales y subtropicales.

Se trata de la enfermedad crónica más frecuente en adultos jóvenes en Europa y la segunda causa de incapacidad en este grupo de población, después de los accidentes.

Aunque el primer caso diagnosticado data del año 1849, los científicos desconocen aún hoy al cien por cien la causa de este trastorno, aunque sospechan que se trata de un problema multifactorial. La mayoría de los investigadores cree que la esclerosis es una enfermedad autoinmune, en la que el organismo lanza un ataque defensivo contra sus propios tejidos, concretamente la mielina. Por este motivo, no se descarta que esos ataques del sistema inmunológico estén vinculados con un elemento ambiental de origen desconocido, quizás un virus. Probablemente una cierta predisposición genética en combinación con algún agente exterior condicione la respuesta inmunológica capaz de poner en marcha el proceso.

No hay ningún síntoma característico que ayude a realizar un diagnóstico inicial. Incluso es frecuente que el primer episodio pase desapercibido sin que se consulte al médico. A menudo, las primeras manifestaciones que se presentan son problemas de visión borrosa, doble o pérdida de la misma. La mayoría de los pacientes experimenta además sensaciones anormales como hormigueo, entumecimiento y picazón, pérdida de fuerza en los brazos o piernas, y trastornos del equilibrio o de la coordinación.

Los beneficios de realizar fisioterapia desde el momento del diagnóstico

FORMAS DE LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE

Se distinguen tres formas principales de presentación de la enfermedad:

  • Formas recurrentes-remitentes: Se producen periodos de recaídas (brotes) seguidos de etapas de estabilización de duración variable. Estas recaídas consisten generalmente en la aparición de síntomas neurológicos debidos a una nueva lesión en el sistema nervioso central. La recuperación de estos síntomas tras el brote puede ser total o parcial; en este último caso quedarán síntomas residuales (secuelas).
  • Formas secundariamente progresivas: Tras una primera etapa de recaída-estabilización, se pasa a otra de recaída-progresión o sólo progresión sin brotes. Cuando esto ocurre, los pacientes empeoran de forma progresiva independientemente de que tengan o no brotes.
  • Formas primariamente progresivas: No hay presencia de brotes sino un aumento paulatino y lento de la discapacidad desde el comienzo.

La resonancia magnética, así como la exploración neurológica, el estudio del líquido cefalorraquídeo para ver si contiene anomalías celulares y los potenciales evocados que miden la velocidad de respuesta del cerebro a distintos estímulos, son las pruebas que confirman el diagnóstico y pueden ayudar a localizar las lesiones en el sistema nervioso central. Éstas se denominan placas y son perdido mielina. Generalmente son pequeñas y están diseminadas de manera difusa; fuera del cerebro estas lesiones afectan a los nervios ópticos, el tronco del encéfalo y la médula espinal.

Hasta que los avances en medicina permitan tratar la esclerosis múltiple, la fisioterapia neurológica constituirá el principal tratamiento

TRATAMIENTO

Hoy por hoy no existe ningún tratamiento curativo para la esclerosis múltiple y los tratamientos disponibles están dirigidos a modificar la evolución de la enfermedad, paliar sus síntomas y rehabilitar al paciente. Los brotes o recaídas se tratan con corticoides, que por sus propiedades antiinflamatorias pueden reducir su duración y gravedad. También se emplean fármacos que modifican la evolución de la enfermedad, llamados inmunomoduladores.

A día de hoy se continúa investigando para alcanzar algún tratamiento farmacológico que cure la enfermedad o al menos logre remitir las recaídas.

Pero hasta que se logre, el tratamiento mediante fisioterapia especializada constituye la principal medida. El fisioterapeuta trabajará sobre los síntomas motores y sensitivos para que la persona  se recupere tras los brotes, tenga las menores secuelas posibles tras los mismos y alcance la máxima funcionalidad dentro de sus posibilidades. De este modo, la fisioterapia neurológica constituye el principal recurso de tratamiento.

OBJETIVOS DEL TRATAMIENTO DE FISIOTERAPIA

  • Reeducar y mantener todo el control voluntario disponible, así como las reacciones de equilibrio y enderezamiento.
  • Mantener la amplitud completa del movimiento de todas las articulaciones y tejidos blandos, enseñando al paciente y/o familiar estiramientos adecuados para prevenir contracturas.
  • Inhibir cualquier tono anormal.
  • Entrenar el equilibrio y la coordinación.
  • Mantener el buen estado de la musculatura, fortaleciendo siempre que se pueda los grupos musculares que proporcionan estabilidad y control postural.
  • Incorporar técnicas de tratamiento en la forma de vida relacionándolas con actividades diarias adecuadas, suministrando de este modo una forma para mantener toda mejoría que se obtenga.
  • Estimular toda experiencia sensitiva y perceptual, manteniendo la experiencia del movimiento normal así como la percepción e integración del esquema corporal.
  • Entrenar la marcha así como actividades aeróbicas suaves, siempre respetando y tendiendo presenta la fatigabilidad del paciente.

MEDIDAS PREVENTIVAS GENERALES

No hay dos pacientes iguales en sus circunstancias o en sus síntomas, así que dos tratamientos no pueden ser iguales. Sin embargo sea cual fuere el abordaje adoptado, hay ciertos problemas comunes a la mayoría de los pacientes con incapacidad que es posible anticipar y prevenir.

  • Pies en flexión plantar: Puede prevenirse en acortamiento del tendón de Aquiles evitando el uso de un patrón total de extensión para soportar el peso; prestando atención a la postura de los pies cuando está sentado; y poniéndose diariamente de pie si la marcha ya no es funcional.
  • Patrón predominante de extensión y aducción de las extremidades inferiores: Un patrón de extensión total puede ser inhibido entrenando correctamente el soporte del peso a través de una rodilla móvil; prestando especial atención a la adecuada flexión de la cadera al sentarse. Y con el uso de la postura de sentado como sastre para estirar los aductores.
  • Contractura en flexión de la rodilla: Se puede prevenir si los tendones de hueco poplíteo son estirados, tocando los dedos de los pies, mientras el paciente sentado mantiene ambas rodillas extendidas.
  • Contracturas en flexión de la cadera: El acortamiento de los flexores de la cadera pueda prevenirse asegurando una buena extensión de cadera durante la marcha, o mediante la permanencia en bipedestación. Debe estimularse la adopción diaria de la posición en decúbito prono.
  • Columna torácica flexionada: Puede evitarse una mala postura del tronco por extensión dorsal activa en posición de sedestación y en decúbito prono; estiramiento en posición en decúbito supino sobre una almohada o sentado con apoyo posterior de manos.
  • Flexión y rotación interna de los hombros: La limitación al nivel de los hombros puede contrarrestarse entrenando las reacciones de equilibrio y elevando totalmente el hombro de forma autoasistida.
  • Posiciones fijas en la cabeza: Debe evitarse el uso de posiciones fijas de la cabeza entrenando reacciones de equilibrio y posturales adecuadas y previniendo la utilización de patrones anormales de movimiento.

Si continúa usando esta web, acepta el uso de cookies. más información

La configuración de esta web permite el uso de cookies para ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando esta página web sin cambiar la configuración de las cookies o hace clic en "Aceptar" está consintiendo el uso de las cookies.

Cerrar