Fisioterapia Neurológica en LinkedinFisioterapia Neurológica en TwitterFisioterapia Neurológica en Facebook

 

"Servicio de Fisioterapia Especializada a Domicilio"

609 91 37 56  WhatsApp Fisioterapia Neurológica

Tratamiento para Pacientes con Dolor Neuropático

Tratamiento de fisioterapia a domicilio para pacientes con dolor neuropático. Rehabilitación neurológica a domicilio en Madrid.

El dolor neuropático es una entidad clínica que se presenta como una respuesta patológicamente aumentada ante un estímulo inocuo o dañino posterior a una lesión directa estructural o funcional del sistema somatosensorial caracterizada por dolor y anormalidades sensoriales.

La prevalencia exacta del dolor neuropático es desconocida. En Europa el 20% de la población sufre de dolor crónico (3), de ellos 7% a 8% sufren de dolor predominantemente neuropático, lo que equivale actualmente a 50 millones de personas, con una incidencia anual de casi el 1% de la población, de ellos solo el 40 a 60% logran un adecuado alivio del dolor.

Independiente de la etiología, los pacientes con dolor neuropático experimentan dolor más severo que los pacientes sin él, con una intensidad de 6,4 versus 4,6 en una escala de 0 al 10 y en el 60% de los casos el dolor neuropático es localizado. La depresión, ansiedad y trastornos del sueño son también significativamente más prevalentes en pacientes con dolor neuropático comparado con otros tipos de dolor. Es así como el impacto del dolor neuropático en diversos aspectos de la vida es relevante, 41% de los pacientes han sufrido dolor por más de 5 años, 60% tiene trastornos del sueño, 34% se siente deprimido, 25% está ansioso, 27% se siente constantemente debilitado, 65% ha restringido sus actividades diarias y 82% refiere impacto significativo en su calidad de vida debido al dolor.

SÍNDROMES CON DOLOR NEUROPÁTICO

A. Síndrome doloroso regional complejo (SDRC)

Este síndrome se puede dividir en dos tipos:

Tipo I: Característicamente causado por trauma o inmovilización de un miembro y corresponde a lo que antes se llamaba distrofia simpática refleja.

Tipo II: Este síndrome es similar en su presentación pero causado por lesiones de estructuras nerviosas.

Estos dos síndromes tienen las siguientes características en común:

– Dolor que no corresponde a una distribución anatómica (no es radicular, no sigue la distribución de un nervio periférico);

– El miembro afectado puede o no presentar cambios de temperatura (elevada o por debajo de lo normal), lo que evidencia que el sistema nervioso simpático puede estar involucrado;

– Con el tiempo puede presentar cambios en el trofismo de la piel;

– En el estadio avanzado se produce atrofia muscular.

B. Dolor del miembro fantasma
Este tipo de dolor se ve en amputaciones traumáticas o terapéuticas. Alrededor de 10-90% de los pacientes que sufren amputaciones desarrollan dolor fantasma, y en 80-90% de los casos se resuelve en un año. El paciente puede presentar muchos síntomas diferentes en la extremidad fantasma (hormigueo, pinchazos, quemazón), pero raramente dolor en presencia de parestesias.

C. Neuralgia postherpética
La neuralgia postherpética es la complicación más habitual del herpes zóster. Este trastorno afecta las fibras nerviosas y la piel, lo que causa un dolor urente y dura mucho tiempo después de que el sarpullido y las ampollas del herpes zóster han desaparecido.

D. Dolor neuropático inducido por quimioterapia
Pacientes con cáncer frecuentemente presentan neuropatía periférica con características específicas dependiendo del agente utilizado (32). En la mayoría de los casos, la neuropatía comienza por los dedos de los pies para luego comprometer los dedos de las manos, pero puede extenderse a las cuatro extremidades y ser de tal intensidad que puede ser invalidante. Los pacientes se pueden quejar de dolor, pinchazos y agujas, vibración, y pérdida de propiocepción que puede interferir con la escritura y actividades básicas de la vida diaria, como sostener los cubiertos.

E. Dolor neuropático inducido por radiación
Pacientes que reciben radiación para el tratamiento de cáncer de seno o linfoma pueden desarrollar plexopatía del plexo braquial hasta seis meses después de terminado el tratamiento.

Si continúa usando esta web, acepta el uso de cookies. más información

La configuración de esta web permite el uso de cookies para ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando esta página web sin cambiar la configuración de las cookies o hace clic en "Aceptar" está consintiendo el uso de las cookies.

Cerrar